Cuatro unidades de la empresa Unión Bus que retomaban a primera hora el servicio de transporte luego de que la UTA levantara la medida de fuerza, fueron atacadas con piedras en distintos puntos de la ciudad. Habría otros dos colectivos que también habrían sido dañados.

Los ataques se produjeron cuando las unidades circulaban en inmediaciones del galpón de la empresa en Alto Comedero, en el puente Belgrano de barrio Los Perales y en el centro de la ciudad, en cercanías del Colegio Nacional. Afortunadamente no había pasajeros a esa hora en los colectivos y los choferes no sufrieron lesiones.

Los vidrios laterales de las unidades terminaron destruídos producto del impacto de los proyectiles. Los colectivos regresaron al taller y algunas de ellas ya fueron reparadas y están listas para volver a las calles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *