El Censo 2022 costó cerca de 14.000 millones de pesos: 4.360 millones fue destinado a la impresión y digitalización de cuestionarios, 4.000 millones recayeron en el correo y 400 millones en kits para las personas censistas. Pero el 38% del presupuesto ejecutado para la realización del relevamiento de población, viviendas y hogares se concentró en la estructura censal: $5.500 millones para financiar los sueldos de los más de 700 mil censistas, jefes de radio y jefes de fracción que participaron en el censo.

El Día del Censo fue el miércoles 18 de mayo y los encargados de recorrer las casas y entrevistar a todos los hogares del país trabajaron, al menos, seis horas en ese día feriado. Por esa tarea, recibirían seis mil pesos. A 39 días de haber cumplido con sus labores cívicas, aún muchos no cobraron. Su enojo y malestar comenzó a escalar por las redes sociales, donde les exigen a las autoridades el pago de lo acordado.

Un día antes de la celebración del 11° Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas -el primero de modalidad doble y compartida: presencial y digital- el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), el organismo encargado de coordinar el relevamiento, había firmado un convenio con el Banco de la Nación Argentina (BNA) en el que acordaron que la entidad bancaria acreditará el pago a través de cuentas corrientes, de cajas de ahorro radicadas en sucursales del banco o en otras entidades integrantes del sistema financiero argentino. Informaron, a su vez, que en caso de no disponer de una cuenta, el beneficiario podrá descargar la billetera digital BNA+ para recibir la acreditación del pago.

El enfado de los censistas que aún no cobraron radica en la pérdida del poder adquisitivo de esos 6.000 pesos originales, en un país con una inflación acumulada del 29,3 por ciento en los primeros cinco meses del año. En estos 39 días que pasaron desde que realizaron su trabajo, mayo cerró con un 5,1% de inflación mientras que se cree que junio tendrá un coeficiente similar. Así, el haber a percibir se depreció aproximadamente unos 450 pesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *