La semana pasada, el Ejecutivo canceló US$2600 millones y planea cubrir los compromisos de manera de descomprimir la negociación con el organismo hasta que se defina quién quedará a cargo de la próxima administración

En la recta final antes del balotaje, el Gobierno deberá pagarle al FMI para despejar ese frente hasta el próximo mes. Se trata de un vencimiento en condición de intereses de US$849 millones que el Ejecutivo cancelaría en las próximas horas y que impactarán sobre las alicaídas reservas del Banco Central (BCRA).

La semana pasada, el Gobierno canceló compromisos con el FMI por más de US$2600 millones, correspondientes a los vencimientos de octubre, que se habían postergado hasta fin de mes.

En esta oportunidad, el ministerio de Economía tendría planeado cubrir ese pago de manera de liberar la tensión con el FMI al menos hasta pasada la segunda vuelta electoral. Lo cierto es que, igualmente, luego de definir quién estará a cargo de la próxima administración, se deberá llevar adelante la séptima revisión del programa con el Fondo, que está prevista para fines de noviembre.

En caso de avanzar favorablemente, la aprobación de esa revisión destrabaría un desembolso de alrededor de US$3300 millones. Sin embargo, todo parecería indicar que con el inicio de una nueva gestión de gobierno, podrían renegociarse los detalles del acuerdo.

Luego de que el Ejecutivo concrete el pago al Fondo, se verá el impacto en las reservas del BCRA, que este viernes cerraron en US$21.881 millones. De acuerdo a las estimaciones de la consultora Equilibra, de esas reservas brutas, habría unos US$6000 millones de dólares líquidos, casi US$4000 millones serían a tendencias de oro y los US$11.800 millones restantes corresponden al swap con China.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *